Un lugar junto a ti

El mundo de los humanos tiene muchas metas: la familia, la diversión, el trabajo, la fama, el desarrollo personal, los amigos. Es nuestro mundo en el que nos desenvolvemos y que sabemos o creemos que podemos manejar, lo conocemos casi por completo. Es la relación con los demás seres la que nos dicta las metas, la que las cambia y le da giros, a veces de ciento ochenta grados. Tenemos una meta o al menos un camino a seguir según pasan los días y de pronto se cruza alguien en ese trazado y te lleva por otro sendero que no conocías pero al que te acostumbras e incluso llegas a querer, como si fuese tuyo propio.

El mundo de los animales, de los perros en este caso, parece distinto. De pronto en algún lugar del planeta nace una camada de cachorros y vemos como algo natural y casi automático el que cada uno de ellos siga el curso de la vida de forma parecida. Nacen, se alimentan, juegan casi siempre a las mismas cosas, crecen sin muchos cambios, juegan y se aparean con otros perros…

Y de repente humano y perro se encuentran. El humano un día siente la necesidad de tener a su lado a ese ser especial que vio un día. El perro sigue sus días y de pronto se encuentra en un sitio distinto al que no tardará en acostumbrarse. Será el lugar que compartirá con su amo para toda su existencia a partir de ese momento en que se cruzaron sus caminos.

setter

Y tu vida y la suya se llenarán de recuerdos imborrables y ni el paso del tiempo podrá alejarlo de ese mágico lugar que ocupa cerca de ti.

 

perro y hombre

Want to read ENGLISH version? Click HERE